Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Textos’ Category

El Cristo Omega

El jesuita Teilhard de Chardin (l881-l955) fue además de sacerdote, filósofo, teólogo y paleontólogo. En la década de los años veinte del siglo pasado Teilhard viajó al Asia Central uniéndose a la expedición Haardt-Citroen en la búsqueda de la misteriosa ciudad perdida de Agartha. Lo más probable es que también buscase los restos ocultos de la secta de los esenios basándose en la teoría de que este grupo se replegó hacia una región oculta de Asia después de que Jerusalén cayese en manos de los romanos. Aunque dejó un importante obra escrita, mucha fue publicada después de su muerte y una importante cantidad de manuscritos podrían permancer en elos archivos secretos de los jesuitas en Ravena.

Años después sus inquietudes filosóficas se plasmarían en una serie de libros en donde mezclaría ciencia y fe, y que fueron cuestionados en su momento por la jerarquía eclesial. Especialmente El Fenómeno Humano, donde advertía que la humanidad esta en el umbral de un camino de conciencia,similar al que los seres humanos debieron de experimentar como entes primitivos cuando empezaron a pensar por vez primera.

Teilhard creía que la nueva conciencia sería parecida a la iluminación mística, puesto que reuniría elementos colectivos y cósmicos que tendrían el efecto de acercar a los individuos a Dios. Esta es la base de su teoría sobre el Punto Omega.


Por “Punto Omega” Teilhard entendía un universo que se había convertido en Dios. El Punto Omega es por un lado un momento del futuro hacia el que avanza el universo pero también es una fuerza que actúa en el presente. No es el final de una línea, sino que es un impulso que influye en el presente, atrayéndolo hacia él.

Así la esencia de la evolución radicaría en la capacidad de los elementos que componen la materia de dar lugar a formas concretas, un misterioso proceso originado por el Punto Omega, y que se repetiría en todos los niveles de la materia. Todos los miembros del universo evocan en su proceso lo divino, y van dando lugar a una personalidad cada vez más espiritual.

El gran descubrimiento y el gran gozo de Teilhard fue la gradual identificación del punto omega con el Cristo de la revelación: esto es, el Cristo Omega.

Read Full Post »

Vida de Milarepa

La Vida de Milarepa, escrita a finales del siglo XV, es la obra más destacada de la literatura tibetana, y su protagonista, la figura más representativa de los habitantes del Techo del Mundo. A Milarepa le veneran como a su héroe espiritual, símbolo de la realización transcendente, que supo, además, enseñar cantando en verso sus profundas experiencias místicas. El budismo tántrico impregna toda la obra, con la desolada meseta y las imponentes montañas del Tíbet como telón de fondo. En este libro se describe la experiencia mística de forma magistral, al tiempo que permite penetrar en el alma tibetana mejor que cualquier descripción de viajeros o historiadores. Además, la obra en sí misma es todo un tratado de budismo tibetano que, hoy en día, es el de más amplia difusión en Occidente.

El libro describe las hazañas legendarias del renombrado santo Budista Tibetano, llenas de intrigas, prodigios y hechos sorprendentes. Es la heroica historia de un hombre capaz de transformarse, desde ser practicante de magia negra hasta la supremacía de un poderoso yogui, señalando el camino hacia el autoconocimiento y la liberación.
Corre el año 1050 después de Cristo y Milarepa busca venganza para sus crueles parientes por los engaños y malos tratos hacia su hermana y su madre. Se adiestra en brujería, desata una tormenta de escorpiones, serpientes y lagartos para castigar a los aldeanos. Pero su maestro lo reprende por sus actos malvados y Milarepa renuncia a la magia negra para concentrarse en la búsqueda de la verdad mística. Se retira a una cueva donde, después de muchos años de intensa meditación, consigue adquirir el poder de dar a su cuerpo la forma que quiera y volar a través de los cielos igual que un ave. Pero aún más importante que esto, consigue la victoria más grande, la de ser el maestro de si mismo.

Read Full Post »

Mulbek

Partiendo de Srinagar, y tras dejar atrás el monasterio de Lamayuru y los pasos de montaña de Fatu-La (a 4.147 metros de altitud) y Namika-La (3.760 metros) se llega a Mulbek, una pequeña gompa budista. Allí, los fieles en peregrinación santa o los viajeros como Notovich, acuden al pie de un gigantesco Buda de ocho metros excavado en la roca hace unos 700 años. La estatua, hermana pequeña de los famosos budas gemelos de Bamiyán, se yergue con sus cuatro brazos y un rostro imperturbable que escudriña el futuro.

Read Full Post »

Nicolas Notovich

Nicolás Notovich, fue un médico ruso que viajó al través de Afganistán, la India y el Tibet en 1887. En uno de éstos trayectos, mientras visitaba Leh, la capital de la región de Ladakh en India, sufrió un accidente y se fracturó una pierna, lo que le impuso permanecer durante un tiempo en el monasterio budista de Hemis. Allí supo que existían antiguos registros del pasaje de Jesús en esas regiones. Según Notovich los monjes le habían enseñado dos volúmenes conteniendo la “vida de Issa” (Jesús). Con el auxilio de un traductor comprobó que el texto no era otra cosa que la referencia a la estancia de Cristo y su predicación allí. Anotó cuidadosamente el contenido de los volúmenes y regresó a Occidente anunciando su descubrimiento en el libro titulado La vida secreta de Jesús.

Fue acusado de fraude y de ser un impostor. Pero uno de sus oponentes, Swami Abhedananda, decidió viajar al convento Hemis y encontrar la verdad. Comprobó la existencia material de los documentos que Notovich mencionaba y quedó convencido de la exactitud de las afirmaciones del médico ruso. Otro tanto hizo el filósofo y científico ruso Nicolás Roerich quien comprobó la existencia de los textos. No conforme con ello anotó varios de los relatos legendarios sobre Issa (Jesús), que lo sitúan -tanto predicando en varias ciudades antiguas de la India y aún del Nepal- como siendo discípulo de maestros hindúes y budistas.

Leer más sobre Nicolás Notovitch: 1ª parte 2ª parte 3ª parte

Read Full Post »

Según el culto ahmdiyya, una variante del Islam, que reconoce a Jesçus como un profeta más, existe la posibilidad de que este no muriera en la Cruz, sino que una vez curado de las heridas causadas por la crucifixión, emprendiera la huida hacia el este, en busca de las tribus perdidas de Israel. Jesús habría llegado así a Cachemira, en donde comenzaría una nueva vida y moriría —a edad muy avanzada— de muerte natural. Su tumba, conocida Rozabal se venera hoy en Srinigar, capital de Cachemira.

Además de la tumba própiamente dicha, una serie de nombres toponímicos dan fe en Cachemira del paso de Jesús.
Por otra parte, en Pakistán y a escasos kilómetros de la frontera con Cachemira, se ha localizado la tumba de María, madre de Jesús, quien le habría acompañado en su huida hacia el Este. No soportando las penalidades del viaje, habría muerto en el camino, ya muy cerca del punto de destino.

Existen testimonios que hacen suponer que Jesús eligió este lugar para emprender la segunda etapa de su vida, por cuanto ya habría estado aquí durante los años en que la historia occidental no puede dar fe de sus actividades. Pero sí pueden darla, en cambio, textos históricos localizados en la lamasería tibetana de Lhasa y en la lamasería Hemis, en Ladakh (Cachemira).

Además de las tumbas de Jesús y María, una reducida comunidad judía aislada en la montaña viene custodiando en Cachemira, desde hace 3500 años, la tumba de Moisés, del que igualmente hablan nombres toponímicos, conservándose incluso, allí, la llamada “piedra de Moisés”.

Un mapa interactivo de la posible ruta tomada por Jesús para llegar a la India. Fuente original

Read Full Post »

Fragmento del Libro de CobreEl Libro de Cobre tiene la forma de un rollo de papiro o pergamino pero esta hecho de metal. Contiene la ubicación de los lugares en donde fueron ocultados diversos tesoros sagrados judios. Actualmente no se ha encontrado ninguno.

Los tesoros más sagrados del Templo de Jerusalen fueron escondidos antes de la destrucción de éste por los babilonios. Existe una lista llamada Emek HaMelekh redactada, en el siglo XVII, que enumera los diversos objetos legendarios que el profeta Jeremias y otras cinco personas ocultaron en diversas cuevas, incluida las vestiduras adornadas de piedras preciosas del Sumo Sacerdote y el Arca de la Alianza:

Estos son los instrumentos consagrados que se ocultaron cuando el Templo fue destruido: el Tabernáculo y la Cortina, el Menorah sagrado, el Arca del Testimonio, el propicitorio de oro, la diadema de oro de Aarón el Sacerdote, el Pectoral del Juicio, las Trompetas de Plata, los Querubines, y el Altar de los Holocaustos, el velo de separación en la morada, los tenedores y los moldes del pan, la Mesa, la Cortina para la entrada del habitáculo, el Altar de Cobre, las vestiduras sacerdotales de Aarón que eran llevadas por el Cohen HaGadol ( Sacerdote) el día de la Expiación, Pa’amonim (campanillas) y Rimonim (granadas de jacinto) que iban en la parte inferior de la sobre túnica [del Cohen Gadol], las vasijas sagradas Moisés hizo en el Monte Sinaí por orden del Santísimo y la urna del Maná.

En cuanto al libro de Cobre, las crípticas indicaciones para localizar los tesoros enterrados, según la traducción realizada por el arqueólogo John Marco Allegro, arrojan las siguientes pistas:

  1. En la tumba que está en el Río de la Bóveda
  2. en el (camino) de Jericó a Succacah, excava 7 como esto {- garabatos}
  3. XXX (junto a ¿?) Cueva de la Columna con dos aberturas
  4. entradas que dan al este
  5. en la abertura norte dando hacia el este
  6. en la abertura oculta de la excavación
  7. 3 codos y está el kalal
  8. debajo de él (el kalal) hay un libro [posiblemente el Manuscrito de Plata]. Hacia la excavación este en tura como esta {- garabatos-}
  9. 7 codos
  10. (dentro) está el Tabernáculo al completo en el lado oeste. Excavación Codos
  11. diecisiete
  12. en el arco (que es la) cámara del Sumo Sacerdote

La tradición indica que quienes enterraron aquellos tesoros hicieron el solemne juramento de no revelar nunca la ubicación de estos utensilios hasta que David, hijo de David, llegara: toda la plata, oro y piedras preciosas que fueron escondidas, se le entregarían cuando los exiliados de Israel se reúnan desde los cuatro confines de la tierra, y asciendan con grandeza y exaltación a la tierra de Israel. En ese momento, un gran río manará del Sancta Sanctórum del Templo. Su nombre es Gihon, y fluirá hasta el gran y horrible desierto, y se mezclará con el Eúfrates. Inmediatamente, todos los utensilios saldrán a flote y aparecerán.

Read Full Post »

Origenes

Qumran, cueva numero 4Chirbet Qumram o simplemente Qumrán es el nombre árabe que actualmente se le da a un conjunto de ruinas existentes en el valle del mismo nombre ubicado en el desierto de Judea (Israel) , ante las costas occidentales del Mar Muerto. Cerca de estas ruinas, se encuentra un conjunto de cuevas. En 1947 unos pastores beduinos descubrieron por casualidad siete rollos con textos religiosos en dichas cuevas, ocultos dentro de varias jarras.

Los siete pergaminos fueron vendidos por separado a dos anticuarios árabes en Belén. Cuatro de ellos fueron revendidos al arzobispo Athanasius Jesche Samuel, de la Iglesia Siria Ortodoxa en Jerusalén.

Estudiosos de la Escuela Americana de Investigación Oriental fueron los primeros en darse cuenta de su antigüedad. El arqueólogo William F. Albright anunciaría que los rollos pertenecían a un periodo entre 200 años a.C. y 200 años d.C. Entonces se hicieron los primeros anuncios de que los manuscritos más viejos jamás descubiertos habían sido encontrados en el desierto de Judea.

Tres de los manuscritos encontrados por los pastores fueron vendidos a E. L. Sukenik, arqueólogo de la Universidad Hebrea y padre de Yigal Yadin (general del ejército israelí quien después se convertiría en un famoso arqueólogo y excavador de Masada y Hazor). La guerra arabe-israelí de 1947-1949 hizo que los rollos cayeran en el olvido.

Santuario del Libro, JerusalenDespués de haber recorrido los Estados Unidos con sus cuatro pergaminos y no haber encontrado ningún comprador interesado en ellos, el arzobispo Samuel publicaría un anuncio en el Wall Street Journal. Yigal Yadin se encontraba casualmente en ese mismo tiempo en Nueva York y leyó el mensaje en el diario. A través de diversos intermediarios pudo recuperar los manuscritos de valor incalculable por unos 250,000 dolares. En Febrero de 1955 el Primer Ministro de Israel anuncia que el Estado había comprado los pergaminos y los siete (incluyendo los comprados anteriormente por el profesor Sukenik) se conservan desde entonces en un museo especial de la Universidad Hebrea llamado Santuario del Libro, donde se pueden ver hasta el día de hoy.

Las excavaciones arqueológicas realizadas posteriormente en las once grutas de Qumran mostraron al mundo diversos manuscritos que contenían la historia, reglamentos e interpretaciones religiosas de la llamada Comunidad de la Nueva Alianza, que habitó el sitio en el primer siglo antes de Cristo. Los pergaminos habían sido guardados de forma precipitada en las cuevas mientras que la comunidad huía de la invasión del ejército romano, quien se encontraba en Judea para acabar con la revuelta judía de los años 66 a 70 d.C.

Sus pergaminos (se hallaron casi 800) estaban escritos en hebreo, arameo y contenían partes del Viejo Testamento, salmos, comentarios y otras escrituras, algunas en clave. Poco antes y después del comienzo de la era cristiana, algunas sectas judías comenzaron a guardar manuscritos hebreos, escritos sobre piel de oveja, en algunas cuevas junto al mar Muerto. Entre otros figuraban extensos manuscritos del Antiguo Testamento y otra literatura religiosa.

El contenido de los Pergaminos del Mar Muerto indica que los autores eran un grupo de sacerdotes que mantenían una vida comunal estrictamente dedicada a Dios. Su líder era llamado el “Maestro Justo”. El grupo se oponía al “Sacerdote Cruel” alto mandatario judío de Jerusalén, probablemente uno de los legisladores macabeos quien ilegítimamente asumió la posición de alto sacerdote entre los años 150 y 140 a.C. La mayoría de los estudiosos han identificado a la Hermandad Qumran como los esenios, una secta judía descrita por los historiadores  Flavio Josefo y Plinio.

Los siete manuscritos originales de llamada “cueva 1” comprenden lo siguiente textos:

  1. Una copia bien conservada de la profecía de Isaías completa, la copia más vieja de un libro del Antiguo Testamento jamás descubierta.
  2. Otro fragmento de Isaías.
  3. Un comentario de los dos primeros capítulos de Habacuc -el comentarista explica el libro alegóricamente en términos de la hermandad Qumran.
  4. El “Manual de la Disciplina” o “Norma de la Comunidad” la más importante fuente de información acerca de la secta religiosa en Qumran describe los requisitos para aquellos que deseen ingresar a la hermandad.
  5. Los “Himnos de Acción de Gracias” una colección de “salmos” devocionales de acción de gracias y alabanza a Dios;
  6. El libro de Génesis en arameo.
  7. La “Norma de Guerra” que trata de la lucha de los “hijos de la luz” y “los hijos de las tinieblas” que tendrá lugar en los “últimos días”.

Otro de los hallazgos posteriores fue un pergamino, el Libro de Cobre, hecho de este material, que contenía una lista de 60 tesoros localizados en varias partes del territorio de la antigua Judea.

(continuara)

Read Full Post »